El plataformas. Capítulo III Equilibrado y curva de dificultad

No mentí en mi última entrada y ya estoy de vuelta!  Esta vez me gustaría hablar de la dificultad de hacer niveles difíciles. He aprendido que es muy fácil hacer niveles fáciles, muy fácil hacer niveles imposibles y muy difícil hacer niveles difíciles.

Como comenté en la última entrada el juego se ha vuelto un poco más hardcore y exige jugar varias veces los niveles para aprenderlos y poder completarlos. El problema es que nosotros hacemos los niveles y nosotros valoramos la dificultad. Una frase resuena en mi cabeza cuando pruebo cada nivel: “Al final vosotros seréis mejores jugadores que el 90% del público que juegue a vuestro juego“. Esta valiosa frase la pronunció Federico Peinado, profesor del Máster de Videojuegos de la Universidad Complutense de Madrid.

Ahora mismo soy el mejor jugador del mundo de este juego!, mi objetividad sobre cómo de difícil es el juego está fuera de toda duda, es nula completamente. El objetivo es hacer un juego en el que tengas que jugar varias veces los niveles, pero que no sienta el jugador que es penalizado por ello ni tampoco se aburra. Básicamente esto consiste en que el jugador crea que la culpa es suya y no del juego, a nadie le gusta perder por culpa de los demás, pero tolera perder por su culpa porque cree que puede mejorar.

Cada vez que pruebo un nivel veo si soy capaz de pasármelo antes de morir 3 ó 4 veces, valoro en qué puntos caigo una y otra vez irracionalmente y los arreglo y donde veo zonas muy sencillas le meto más dificultad para que no baje la intensidad en ningún momento (siempre frenético!!!!!!!!!)

Al final todo esto no va a servir de nada sino dejamos que la gente pruebe el juego. Es la gente la que al final es dueña del juego y hace falta ver si les gusta, si les parece muy fácil o difícil o si es necesario cambiar cosas. Cometimos un error con Blaaps en este sentido y esperamos no volver a cometerlo.

Aún así no hay que tener miedo a hacer un juego difícil, hay que tener miedo a frustrar al jugador, que es algo muy diferente. Angry Birds es un ejemplo de juego con mecánica sencilla pero que de primeras es bastante difícil. Pero si esa dificultad la adornas con gráficos bonitos y accesibles, con la posibilidad de repetir el nivel rápidamente y con la sensación de que el jugador cada vez lo hace mejor se obtiene parte de la fórmula de su éxito.

A los jugadores le gusta enfrentarse a retos y superarlos, no verse superados por los restos y sentirse frustrados. Es muy gratificante jugar a un juego que aumenta la dificultad progresivamente y no penaliza al jugador. Sentir que evolucionas, que vas avanzando en el juego y que las partidas fallidas alimentan el hambre de victoria y mejora personal es algo muy valioso en un juego. Nosotros vamos a intentarlo.

Para un grupo pequeño como es Join2Games es difícil dar a probar nuestro juego, pero estas pruebas, conclusiones, cambios, frustraciones y mejores quedan reservadas para otra entrada en el blog.

Un saludo!

Anuncios

Publicado el 29/05/2011 en design, windows phone y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: